¿Cómo afecta la digitalización a la impresión? Brother te ofrece las claves

¿Cómo afecta la digitalización a la impresión? Brother te ofrece las claves

Como todos sabemos, la impresión es un proceso implícito en la digitalización. Tanto que, en los útlimos diez años, la forma en la que se utiliza la impresión, ya sea en las empresas como en los hogares, ha cambiado radicalmente, y más en tiempos de pandemia. ¿Pero en qué ha consistido esta transformación? Uno de los grandes cambios se produce en qué imprimimos y cómo imprimimos. Si anteriormente imprimíamos cantidades multitudinarias de papeles, ahora cada vez imprimimos un mayor número de documentos, pero con un menor número de páginas cada uno.

Además, como consecuencia directa de la digitalización, los equipos multifunción son más demandados que las impresoras, con una preferencia del usuario cada vez mayor hacia el escaneado. Además, tras la vuelta a las oficinas después del confinamiento, las empresas han optado por evitar la confluencia de muchas personas en un único punto de impresión, por lo que los equipos A4, más compactos y en mayor número, han sustituido a las clásicas y siempre concurridas copiadoras A3 de pasillo.

Entonces… ¿los equipos de impresión son ya cosa del pasado?

Error. Todo lo contrario. Debido precisamente a este mundo cada vez más digitalizado en el que vivimos, hemos tenido que adaptarnos a esta nueva tendencia mediante la adopción de nuevas tecnologías y es ahí donde equipos como los escáneres documentales, preparados para digitalizar la documentación de empresas, pymes y autónomos, juegan un papel cada vez más predominante. Eso si, el concepto de “impresión” ya no existe tal y como lo conocíamos antiguamente.

Los nuevos hábitos de consumo, y la hiperconectividad a la que estamos expuestos, han provocado una nueva tendencia hacia la integración de cada vez más funcionalidades relacionadas con el internet de las cosas. Por ejemplo, facilitar y mejorar la conexión a redes Wifi, optimizar la funcionalidad desde los dispositivos móviles para que la experiencia del usuario sea cada vez más equiparable a la de trabajar con un PC o incluso la conexión con la nube o las redes virtuales, entre otras. Y, sobre todo, sin descuidar nunca uno de los mayores retos de este mundo cada vez más digitalizado: la ciberseguridad. Ya que uno de los peligros más acuciantes de esta realidad tan interconectada, del IoT y de la inteligencia artificial, es precisamente, la vulnerabilidad de los sistemas informáticos ante posibles hackers. Con lo cual, es fundamental proteger y codificar la información de estas ciberamenazas para generar la confianza de los usuarios, estén donde estén, ya sea en la oficina, en el hogar o en desplazamiento.

La impresora del futuro

Y ¿hacia dónde vamos? ¿Cómo serán las impresoras del futuro? Pues… aunque soñar es gratis, no es nada utópico imaginar que en cinco años, o incluso menos, le pidamos por voz a la impresora que nos imprima, por ejemplo, el menú del comedor del colegio de nuestos hijos. En un futuro, un pelín más lejano, en diez años aproximadamente, puede que los equipos de impresión cuenten con un asistente virtual que nos ofrezca avisos inteligentes, como disponer de información nueva y que además interactúe con nosotros para que elijamos en qué dispositivos deseamos visualizar esta información. Si la queremos ver en la televisión, en nuestras gafas inteligentes, en un espejo inteligente, etc. o que podamos darles diferentes órdenes por voz, como la de imprimir, por ejemplo, entre otras muchas ventajas.

Sea como fuere, lo único que está claro es que los equipos de impresión han llegado a nuestras vidas para quedarse.

Fuente; https://www.dmi.es/impresora-brother-mfcj5945dw-multifuncion-tinta-duplex_81516/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comprar por categorías